Reingenieria de la motivación

Por: | diciembre 2, 2013

reingenieria de la motivacion

  Alguna vez te has hecho estas preguntas:

¿La empresa donde trabajo no me motiva? ¿No encuentro mi lugar en la empresa? ¿No se valora mi trabajo? ¿Mi sueldo no es justo o no es equitativo con mis responsabilidades?

Este es quizá el encabezado de muchos cuestionamientos que se hacen a diario como tú, miles de colaboradores dentro de las organizaciones, y va más allá de lo que la empresa haga por sus colaboradores.

Date unos minutos para hacerte estos cuestionamientos, pues si analizamos nuestros horarios al final de cuentas pasamos más tiempo en nuestro trabajo que en cualquier otro lugar, y honestamente si has de sufrir a cada segundo que pasas llevando a cabo tu chamba por más que se esfuerce la empresa en hacer actividades de integración, encuestas de clima laboral, podrás sentirme motivado o “satisfecho” y ni que decir de tu contribución a las metas de la organización.

Y una vez contestadas estas interrogantes podrás poner manos a la obra y veras que son más fácil actuar con lo que tenemos bajo nuestro control y no estar esperando a que mágicamente pase las cosas o la organización se decida proporcionarme estos motivadores.

Hazte las siguientes preguntas y contesta honestamente, este artículo podría cambiar tu perspectiva del trabajo y así tu vida:

  • ¿Encajo con los valores de la empresa?

Si no es así que tengo que hacer para poder hacerlo, ej. Si sé que el servicio al cliente es el principal valor y yo estoy negado a darlo o tengo áreas de oportunidad en este sentido, que estoy haciendo para desarrollar mis habilidades y dar un mejor servicio comulgando con los valores organizacionales. ¿He desarrollado mis habilidades de servicio al cliente? ¿He tomado cursos?  ¿He pedido ayuda?

 

  • ¿Se lo que opinan de mi trabajo?

Pide retroalimentación de 360 grados, siempre es bueno conocer la perspectiva que se tiene de ti dentro de la organización, saber qué opina tu jefe, tu colaborador, tus compañeros, tus clientes, con esto podrás ver si tu auto-concepto corresponde con el de los demás y donde podrías trabajar para desarrollarte. (En nuestro siguiente articulo te daremos lo puntos más importantes para llevar un feedback efectivamente)

 

  • ¿Te apasiona tu trabajo? ¿Haces lo que te gusta?

Identifica si estás haciendo lo que más te gusta hacer, si te apasiona tu actividad y tus responsabilidades,  si no te gusta tu actividad evalúa lo que te gustaría hacer y de qué forma podrías hacerlo, si podrías hacerlo dentro de tu organización y con quien tendrías que hablar para poder solicitarlo, mostrar tus verdaderas habilidades y competencias. Cuando hacemos lo que nos apasiona sacamos a flote nuestras mejores cualidades y habilidades.

  • ¿Tienes un rol claro? y ¿conoces tus responsabilidades?

Si no es así pide una reunión con tu jefe que te clarifique sus expectativas de tu trabajo; una vez teniendo claras ellas pregúntate si Sabes hacer la tarea que hoy se te está pidiendo realizar, si Sientes mucha carga de trabajo?  Muchas veces si no sabemos cómo realizar nuestras actividades, toma el triple de tiempo hacerlas y desgasta demasiado por lo cual no nos sentimos a gusto haciéndolas, si es así empieza por conocerlas, por entenderlas y por pedir ayuda a quien sepa para que puedas desarrollarlas con destreza.

 

  • ¿Tus condiciones de trabajo son malas?

Has un proyecto con alcances y justificación del porque son malas, como podrían mejorarse, cuánto costaría y los beneficios que traería, muchas veces uno de nuestros errores es que no justificamos de una manera adecuada nuestros proyectos y no le damos a conocer a nuestro jefe o empleador el beneficio de dotar de los requisitos necesarios o nosotros mismo no sabemos los costos de realizarlos.

 

  • ¿Este insatisfecho con tu sueldo? ¿No crees que estas bien remunerado?

Te tengo noticias alarmantes, más del 80% de los colaboradores no está de acuerdo con su sueldo, muchas veces está bien fundamentada esta idea pero muchas otras lo hacemos porque no nos alcanza nuestro sueldo o continuamente nos estamos comparando con los sueldos de otros, primero empieza por evaluar los puntos antes mencionados y si después de eso consideras que puedes ganar más has un plan interno y sino un plan externo de búsqueda de mejora de condiciones económicas.

Si ya hiciste todo lo anterior y no logras sentirte mejor, es tiempo de que empieces a evaluar tus capacidades técnicas, habilidades y exponerte a un mercado laboral para poder ubicarte en la empresa y puesto en la que desearías trabajar donde tus valores concuerden con los valores de la organización. Recuerda que cualquier cambio empieza por uno mismo y nosotros somos los que nos dotaremos de las condiciones que requerimos por eso lo llamamos reingeniería de la motivación, pues la motivación es intrínseca y empieza por nosotros mismo y nosotros mismos nos dotamos de todos los factores que requerimos y si no los podemos obtener donde estamos, nos movemos hacia un crecimiento profesional, un crecimiento emocional, de habilidades en fin hacia la autorrealización.

 

Comentarios: